La tirolesa estaba señalizada y no encontraron audio interno

0
219

No se descartan otras hipótesis de la muerte del empresario Jorge Brito.

Los cables de tirolesa en los que impactó el helicóptero que piloteaba Jorge Brito antes de estrellarse en el río Juramento estaban correctamente señalizados y la actividad de turismo aventura en ese sector contaba con la habilitación necesaria para llevarse a cabo.

La información fue confirmada anoche por el ministro de Seguridad, Juan Manuel Pulleiro.

En el supuesto accidente ocurrido el viernes último, pasadas las 15, perdieron la vida el empresario y presidente del Banco Macro junto a su piloto personal Santiago Beaudean.

“Las tirolesas estaban habilitadas”, confirmó el ministro y agregó: “Lo investigamos y había habilitación de la Autoridad Nacional de Aviación Civil, que había autorizado la instalación de los cables”.

“De hecho, nosotros también las vimos en el río cuando hicimos el sobrevuelo de la zona”, insistió y agregó: “El único cable que yo vi caído es el que va por arriba de todos los cables de la tirolesa. Arriba de todos esos y antes del dique, estaba la línea que es la señalización de la zona peligrosa: es un cable que lleva las bochas naranja, que identifican que en ese lugar no está permitido sobrevolar”.

Luego, Pulleiro aclaró que ahora, “al no estar la línea de boyas naranja, es una zona donde va a estar prohibido el vuelo porque ya no cumple con las medidas de seguridad necesarias”.

Agregó que la empresa que explota la tirolesa “también estaba habilitada a nivel del Ministerio de Turismo para la actividad que realizaba” y a nivel comercial por la Municipalidad de Coronel Moldes.

Sin registro de audio

El funcionario provincial confirmó que el helicóptero, por sus características, no contaba con caja negra y que los investigadores no hallaron audios internos de la aeronave que les permita saber o, al menos, tener una aproximación más certera sobre qué ocurrió con el vuelo.

Siendo tan completo tecnológicamente, no tenia caja negra.

“Caja negra es un término genérico que consiste en varias computadoras que van registrando los datos; entonces, hay aeronaves que tienen registradoras de datos de motor; hay otras con computadoras de datos de vuelo, que transmite lo que es el panel de control y comandos del helicóptero; y, finalmente, la grabadora de voces, que este helicóptero ya se confirmó que no tenía. No quedó registrada la comunicación interna”, aseveró el ministro de Seguridad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí