SALTATEVE.COM

PALESTINA

El Papa donó 2.500 test de Covid-19 a Gaza

Fue al Ministerio de Salud de Gaza, a través de la Congregación para las Iglesias Orientales, informó hoy el Patriarcado Latino de Jerusalén y Cáritas Jerusalén.

¿Compartís la nota?

El Papa donó 2.500 test de Covid-19 a Gaza
La entrega de los kits fue coordinada por la Delegación Apostólica, por el Patriarcado Latino de Jerusalén y Cáritas Jerusalén, y tuvo lugar el 17 de junio, tal y como lo dio a conocer hoy el propio Patriarcado. Hasta ahora son 1.284 los casos de Covid-19 en estos territorios, pero el bajo porcentaje de personas positivas podría ser un indicio de la falta de pruebas realizadas Los kits fueron entregados por Cáritas Jerusalén y el Padre Gabriel Romanelli, párroco latino de la Sagrada Familia en Gaza. La donación forma parte de las iniciativas promovidas por el Fondo de Emergencia, impulsado por el papa Francisco, para ayudar a los países más afectados por la propagación del coronavirus. Entre ellos, Siria recibió diez respiradores, otros tres fueron donados al Hospital de San José en Jerusalén, mientras que los equipos de prueba Covid-19 fueron enviados al Hospital de la Sagrada Familia en Belén. La donación del Papa forma parte de las muchas muestras de cercanía y ayuda con las que el pontífice se hace presente: fondos que son oxígeno para las zonas en dificultad, respiradores, suministros médicos, botiquines que viajan de una parte a otra del mundo desde Ecuador a Rumania, desde Brasil a España, a Nápoles y Lecce. Pero también llamadas telefónicas que llegan a los obispos, comunidades, médicos, enfermeras que experimentan sufrimientos y dificultades, tanto en las salas de los hospitales como en las curias o asociaciones de voluntarios en primera línea. Para cada uno, una palabra o un gesto y mucha gratitud. Con la propagación del virus en Gaza, donde viven dos millones de personas, las autoridades sanitarias locales se han quejado de la escasez de pruebas diagnósticas y también han solicitado 100 ventiladores y 140 camas para la unidad de cuidados intensivos. Cáritas Jerusalén y el Ministerio de Salud de Gaza, según informa el Patriarcado Latino, “prepararon un plan de emergencia que prevé, entre otras cosas, la prestación de servicios médicos en el centro de Cáritas, la activación de tres equipos médicos móviles para prestar un servicio domiciliario las 24 horas del día para el tratamiento de los pacientes que no son afectados por el Covid-19”. Al igual que en Israel, en las dos últimas semanas se registraron nuevos picos de infección en la Ribera Occidental: el más alto en Hebrón con 551 casos, seguido de Naplusa con 32. Para el padre Gabriel Romanelli, párroco latino de la Sagrada Familia en Gaza, en los territorios “hay una emergencia de coronavirus, pero también está vinculada a muchas otras situaciones”. Por ejemplo, cita el sacerdote, “el bloqueo de la frontera hacia Israel o Egipto o el cierre de muchos negocios, como restaurantes. Tanta gente ha perdido sus trabajos, que se quedan sin sueldos. Los maestros de nuestras escuelas no han sido despedidos, pero el Patriarcado ha tenido dificultades para pagar los salarios”. El cierre de Gaza pesa más que nunca en este momento, explica el párroco, pero las pocas entradas también han permitido contener el contagio por la propagación de la pandemia. “Todos los casos que hemos tenido –explica el padre Gabriel– se refieren a personas que vinieron de fuera y que fueron puestas inmediatamente en cuarentena”. Asimismo, los equipos enviados por el Papa Francisco, añade, “nos ayudarán a hacer diagnósticos más precisos; y, en cuanto los recibimos, los llevamos al laboratorio del Ministerio de Salud. En toda Gaza solo hay una máquina que puede hacer el análisis