MUNDO

Crisis

Rusia apoya abiertamente a Maduro, antes de la cumbre con Pompeo

"Esperamos que Estados Unidos entienda la humillación para América Latina que supondría el uso de la fuerza militar en Venezuela", afirmó Sergei Lavrov.

¿Compartís la nota?

Rusia apoya abiertamente a Maduro, antes de la cumbre con Pompeo

 "Rusia condena la campaña estadounidense para derrocar el Gobierno legítimo de Venezuela", afirmó sin vueltas el poderoso canciller de Rusia, Sergey Lavrov, que recibió este domingo en Moscú a su par venezolano, Jorge Arreaza. 

La jugada, típica de Vladimir Putin, marca así a fuego la posición de Rusia apenas un par de días antes de la cumbre que Lavrov tendrá con Mike Pompeo, secretario de Estados de Estados Unidos, en Finlandia. En ese encuentro pautado para discutir la crisis de Venezuela, no sería extraño que se mezclen otros asuntos de fuertes diferencias entre las potencias, como la construcción del mega gasoducto Nord Stream 2.

"Está claro que Venezuela será el tema principal de las conversaciones", adelantó el vicecanciller ruso, Serguéi Riabkov, agregando que, además, es muy probable que en la cumbre en Rovaniemi aborden la situación en Siria y "tal vez de Ucrania".

Venezuela queda atrapada en el juego geoestratégico de Trump y Putin

Durante la reunión, de este domingo con su par venezolano Lavrov afirmó que Moscú "insta a los estadounidenses y a todos aquellos que los apoyan a abandonar sus planes irresponsables y a actuar exclusivamente en el marco del derecho internacional".

Rusia insta a Estados Unidos a abandonar sus planes de derrocar a Maduro por la fuerza, que no tienen nada que ver con el  proceso democrático y socavan la perspectiva de una solución política de la crisis.

 

"Los intentos de cambiar por la fuerza el Gobierno en Caracas no tienen nada que ver con el proceso democrático y solo socavan la perspectiva de una solución política de la crisis", agregó el canciller ruso, un duro que como Putin proviene del aparato soviético.

"Rusia insta a Estados Unidos a abandonar sus planes de derrocar a Maduro, cambiar por la fuerza el Gobierno en Caracas no tienen nada que ver con el proceso democrático y solo socavan la perspectiva de una solución política de la crisis", subrayó el canciller ruso.

Los cancilleres Lavrov y Arreaza en la reunión en Moscú de este domingo.

Durante la rueda de prensa posterior a la reunión, Lavrov denunció junto a Arreaza que espera que Washington "entienda la humillación que para toda América Latina supondría el uso de la fuerza militar en Venezuela".

Como se sabe, Rusia tiene importantes inversiones en el petróleo de Venezuela y ahora extendió esa asociación económica a una que incluye cooperación militar. En la pulseada del regimen chavista con la Casa Blanca, Putin se convirtió en las últimas semanas en el respaldo geoestratégico de Maduro, frente al sugestivo silencio de China, la otra potencia que ayuda económicamente a Venezuela.

En su conferencia de este domingo, el canciller ruso recordó que "no es la primera vez" que Washington no descartan un opción militar, pero confió que estas declaraciones -básicamente de John Bolton y Mike Pompeo-  "no reflejen las intenciones del presidente". Lavrov reveló además que en la reciente conversación telefónica de Putin con Trump, el presidente de Estados Unidos "no expresó ese tipo de intenciones".