ARGENTINA

crisis

Automotriz Peugeot suspende a 1.000 trabajadores Argentinos

Peugeot frena la actividad en marzo y suspende a 1.000 personas. Lo mismo hará Honda. Otras firmas aplican medidas similares algunos días a la semana. Es por menor demanda y trabas a exportaciones.

¿Compartís la nota?

Automotriz Peugeot suspende a 1.000 trabajadores Argentinos

En los últimos meses, la economía sólo genera noticias negativas y el sector automotor no está ajeno a esa realidad. El derrumbe del mercado interno y el encarecimiento de los costos de exportación, por los cambios implementados en reembolsos y retenciones, están teniendo consecuencias. Es por eso que la producción de 0 km tendrá este año una baja de al menos 10% para ubicarse entre 420.000 y 440.000 unidades. En 2018 se había llegado a unas 480.000 (sumando a los datos que difunde ADEFA, lo producido por Mercedes-Benz e Iveco, dos empresas que no informan a la entidad su nivel de actividad). Esto, obviamente, está generando que se profundicen las suspensiones y las paradas de fábricas.

La realidad no es igual para todas, pero la mayoría de las terminales están complicadas. Algunas, como Toyota y VW, anunciaron oficialmente los planes de producción; otras lo tienen en reserva. Sin embargo, según datos del mercado, Ámbito Financiero relevó marca por marca la producción prevista para este año (ver cuadro).

Además de la caída del mercado interno -en el primer bimestre es de 47%-, se suma el freno que algunas automotrices están haciendo con sus exportaciones como consecuencia de los cambios introducidos por el Gobierno en reembolsos y retenciones. En septiembre pasado, el ministro Nicolás Dujovne dispuso la baja de 6% a 2,5% de los reembolsos a las ventas al exterior y una retención de $3 por dólar exportado. Para algunas empresas, esta modificación hizo que el negocio exportador pierda atractivo. “Perdemos plata exportando”, reconocieron desde una terminal. La medida afecta más a los modelos de menor valor.

Pese a la mejora de la demanda de Brasil, la ecuación no cierra para algunas empresas y deben reducir su producción. Esto repercute en el mercado laboral.

Honda dispuso la suspensión de su personal por un mes. Lo mismo decidió ayer el Grupo PSA (Peugeot-Citroën). Unos 1.000 operarios pasarán a cobrar el 75% de su salario. En parte, es por la caída de actividad, pero también porque la empresa está reemplazando la línea de producción para los dos nuevos modelos que saldrán de esa planta a partir de 2020 tras una inversión de más de u$s300 millones. En Ford, VW, GM Fiat y Renault también se están aplicando suspensiones algunos días por semana.