Inmobiliario 2021: Córdoba alienta suba promedio de 20% en el Urbano y de 40% en el Rural

0
24
El Gobierno de Juan Schiaretti enviará este viernes a la Legislatura el proyecto de presupuesto provincial 2021 y su ley impositiva, que tras el cimbronazo de la pandemia prevé en el plano tributario subas promedio del 20% en el Inmobiliario Urbano y del 40% en el Rural, sin cambios en las valuaciones 2020 “por la crisis” y con una actualización de montos que tomará “como referencia los aumentos de salarios y precios” .

Los ejes centrales fueron anticipados este jueves, en una nueva reunión de corte virtual de la mesa Provincia-Municipios, que contó con la presencia de los ministros Osvaldo Giordano (Finanzas) y Facundo Torres (Gobierno), de buena parte del gabinete y de más de 270 intendentes y jefes comunales.

En materia del Impuesto Inmobiliario, “en función de la crisis” se mantienen las valuaciones de 2020 y las exenciones para sectores vulnerables (es cerca del 9% de los propietarios de inmuebles edificados), mientras que “a través de cambios en la fórmula de cálculo de los tributos, se actualizan los montos a pagar tomando como referencia los aumentos de salarios y precios”.

* el Inmobiliario Urbano Edificado tendrá un incremento promedio del impuesto facturado del 20%, con un tope de 25%.

* en el Inmobiliario Rural, el aumento promedio será del 40%, con topes de entre el 39% y el 49%, según la valuación.

* en el Inmobiliario Urbano Baldío la suba promedio del impuesto facturado será del 30%, con topes de entre el 33% y 39% según la valuación. Un tercio de la recaudación es destinada al Fondo de Infraestructura de Redes de Gas para Municipios y Comunas.

* en el Impuesto Automotor habrá un incremento en las valuaciones del 55%; un aumento promedio del impuesto facturado del 28% y topes de entre el 25% y el 40%, según la valuación.

En la ley tributaria el Gobierno cordobés da por sentada la firma de la adenda al Consenso Fiscal con la que gobernadores y Nación avalarán en el corto plazo otro año de suspensión de la grilla de reducción de impuestos consensuada en 2017. Además remarcan que en la ley impositiva local “se sostiene y profundiza la simplificación tributaria”.

En tanto, el proyecto de presupuesto 2021 cordobés estima un aumento de la recaudación provincial del 38% y de la coparticipación a municipios del 36%, en ambos casos por encima de la inflación presupuestada del 32%. Y un incremento interanual de la masa salarial presupuestada del 29%, “en línea -afirman- con la inflación”. Los recursos provinciales proyectados para 2021 son del orden de los $ 409.882 millones (0,8% por debajo de 2019), mientras que en el caso de los municipios ascienden a $ 61.022 millones (5,6% por encima de 2019).

En paralelo, en tierra bonaerense, la Cámara de Diputados provincial volvió a sesionar este jueves para dar ingreso al primer presupuesto preparado por el equipo de Axel Kicillof. El anteproyecto tomó estado parlamentario junto a la ley Impositiva 2021 y pasó a comisiones.

En las próximas semanas los ministros desfilarán por los pasillos de la Cámara baja para dar el detalle de sobre la ejecución de las diferentes partidas. El presupuesto establece gastos por $ 1,9 billones y un pedido de endeudamiento de $ 65 mil millones.

El proyecto llega con varios cambios en relación al último aprobado y prorrogado durante este año por la pandemia. El foco de discusión estará puesto en la modificación de fondos para educación, una diferencia que ya genera roces partidarios.

 

Los ejes centrales fueron anticipados este jueves, en una nueva reunión de corte virtual de la mesa Provincia-Municipios, que contó con la presencia de los ministros Osvaldo Giordano (Finanzas) y Facundo Torres (Gobierno), de buena parte del gabinete y de más de 270 intendentes y jefes comunales.

Según la información a la que accedió Ámbito, la ley impositiva 2021 define que:

* en materia del Impuesto Inmobiliario, “en función de la crisis” se mantienen las valuaciones de 2020 y las exenciones para sectores vulnerables (es cerca del 9% de los propietarios de inmuebles edificados), mientras que “a través de cambios en la fórmula de cálculo de los tributos, se actualizan los montos a pagar tomando como referencia los aumentos de salarios y precios”.

* el Inmobiliario Urbano Edificado tendrá un incremento promedio del impuesto facturado del 20%, con un tope de 25%.

* en el Inmobiliario Rural, el aumento promedio será del 40%, con topes de entre el 39% y el 49%, según la valuación.

* en el Inmobiliario Urbano Baldío la suba promedio del impuesto facturado será del 30%, con topes de entre el 33% y 39% según la valuación. Un tercio de la recaudación es destinada al Fondo de Infraestructura de Redes de Gas para Municipios y Comunas.

* en el Impuesto Automotor habrá un incremento en las valuaciones del 55%; un aumento promedio del impuesto facturado del 28% y topes de entre el 25% y el 40%, según la valuación.

En la ley tributaria el Gobierno cordobés da por sentada la firma de la adenda al Consenso Fiscal con la que gobernadores y Nación avalarán en el corto plazo otro año de suspensión de la grilla de reducción de impuestos consensuada en 2017. Además remarcan que en la ley impositiva local “se sostiene y profundiza la simplificación tributaria”.

En tanto, el proyecto de presupuesto 2021 cordobés estima un aumento de la recaudación provincial del 38% y de la coparticipación a municipios del 36%, en ambos casos por encima de la inflación presupuestada del 32%. Y un incremento interanual de la masa salarial presupuestada del 29%, “en línea -afirman- con la inflación”. Los recursos provinciales proyectados para 2021 son del orden de los $ 409.882 millones (0,8% por debajo de 2019), mientras que en el caso de los municipios ascienden a $ 61.022 millones (5,6% por encima de 2019).

En paralelo, en tierra bonaerense, la Cámara de Diputados provincial volvió a sesionar este jueves para dar ingreso al primer presupuesto preparado por el equipo de Axel Kicillof. El anteproyecto tomó estado parlamentario junto a la ley Impositiva 2021 y pasó a comisiones.

En las próximas semanas los ministros desfilarán por los pasillos de la Cámara baja para dar el detalle de sobre la ejecución de las diferentes partidas. El presupuesto establece gastos por $ 1,9 billones y un pedido de endeudamiento de $ 65 mil millones.

El proyecto llega con varios cambios en relación al último aprobado y prorrogado durante este año por la pandemia. El foco de discusión estará puesto en la modificación de fondos para educación, una diferencia que ya genera roces partidarios.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí